Un hombre se lesiona en la puerta de su estacionamiento y recibe una indemnización 1 millón de dólares

Blog

Un hombre se lesiona en la puerta de su estacionamiento y recibe una indemnización 1 millón de dólares

Un hombre se lesiona en la puerta de su estacionamiento y recibe una indemnización 1 millón de dólares

Un hombre en Los Ángeles estuvo involucrado en un accidente con una puerta automática que podría haberle costado la vida. En este tipo de casos, a menudo es cierto que más de una parte es responsable. El propietario o el arrendador pueden ser responsables si ignoran las reparaciones necesarias, la compañía que fabricó la puerta puede ser responsable si la puerta tenía una pieza defectuosa y, a veces, incluso la persona que resultó lesionada es parcialmente responsable. Siga leyendo para obtener información sobre un accidente de responsabilidad civil con una puerta de estacionamiento. Si se ha lesionado en un accidente similar, comuníquese con Oficina Legal de Fernando D. Vargas al 909-982-0707 para acudir a una consulta legal gratuita.

Los hechos del caso

El accidente ocurrió alrededor de las 4:30 de la tarde del 13 de noviembre de 2013. La víctima, un hombre llamado Chon Ho Park, condujo por el camino de entrada a su complejo y cuando se acercó a la puerta automática, se dio cuenta de que no estaba funcionando correctamente. La vio abrir y cerrar varias veces, y en ese momento llamó a su casero para averiguar qué se suponía que debía hacer.

El propietario le aconsejó a la víctima que apagara el interruptor de la puerta automática para que él pudiera revisarla más tarde. La víctima lo hizo, pero no pudo encontrar el interruptor. Se acercó al exterior de la puerta para encontrarlo y el interruptor estaba dentro de la carcasa de plástico exterior del motor. La víctima estaba hablando por teléfono con su casero cuando pasó la mano a través de barras metálicas para alcanzar el interruptor, momento en el que la puerta se cerró sobre su brazo y su muñeca. El resultado fueron varios huesos rotos.

El argumento del demandante

El equipo legal del demandante argumentó que el propietario tuvo la culpa porque no tenía la puerta automática en buenas condiciones. El demandante dijo que la puerta no era segura y que el propietario no tenía un cronograma para inspeccionarla o asegurarse de que funcionara correctamente.

El argumento del acusado

El equipo legal del acusado argumentó que inspeccionó la propiedad regularmente. También dijeron que había habido problemas con la puerta antes, pero que había llamado a una compañía de reparación de portones tan pronto como se había dado cuenta de ellos. Finalmente, el acusado argumentó que el demandante era responsable de su propia lesión porque pasó el brazo por los barrotes de la puerta.

El resultado del juicio

El juicio duró siete días y el jurado deliberó durante un solo día. Estuvieron de acuerdo con el demandante y el veredicto fue de más de $ 1 millón. Sin embargo, también consideraron que el demandante fue el 45% responsable de su lesión. Como el caso era en California, esto redujo su premio en un 45% hasta un total de poco más de $550,000. El demandante y el demandado pagaron posteriormente $500,000 para que el demandado no apelara la decisión del jurado.


Oficina Legal de Fernando D. Vargas Located at
8647 Haven Avenue Suite 200, Rancho Cucamonga, CA.
Oficina Legal de Fernando D. Vargas Logo Phone: 909-982-0707